This website is accessible to all versions of every browser. However, you are seeing this message because your browser does not support basic Web standards, and does not properly display the site's design details. Please consider upgrading to a more modern browser. (Learn More).

Usted esta aquí: home > noticias

Susan Olavaría habla de “la baja contaminación”

Publicado Jueves, Julio 28, 2011

e-mail E-mail this page   print Printer-friendly page

Susan Olavarría, funcionaria de la empresa Midwest Generation, desmiente los reportes de la "elevada contaminación" causada por las plantas de carbón, Fisk en Pilsen y Crawford en La Villita."Se ha trabajado desde 1999 y se ha logrado bajar los niveles de contaminación y lo seguiremos haciendo. Explicó cómo otras formas de generar energía resultarían más costosas para el público.

NSN.- La generación de energía eléctrica por medio de las plantas de carbón puede ser más limpia; se ha estado trabajando para disminuir los contaminantes despedidos por dos plantas de carbón en Pilsen y La Villita; otras formas de generación de energía eléctrica resultarían más costosas y menos prácticas, fue en resumen lo declarado a Nuevo Siglo por Susan Olavarría, portavoz de Midwest Generation EME, LLC, firma propietaria de las plantas Fisk, ubicada en Pilsen y Crawford, en La Villita y de otras cuatro en Illinois.

Las protestas de diferentes organizaciones ambientalistas, “verdes”, no han cesado y culpan a las citadas plantas de Chicago, las causantes directas del aumento de casos de asma y otras enfermedades respiratorias, especialmente en los niños, sin embargo, Olavarría, quien lleva ocho años como funcionaria de Midwest Generation dijo que las emisiones tóxicas han sido disminuidas considerablemente en los últimos años “y lo seguimos haciendo en forma constante desde 1999. Hemos logrado reducir el mercurio y el sulfuro”.

Para ella, “las protestas son de carácter nacional que tienen como propósito acabar con toda planta generadora de energía eléctrica basada en el carbón”, pero, según nos dice, no han propuesto ninguna alternativa con sus ataques a Midwest que, aparte crea empleos y energía que sirve a más de 750 mil familias del área metropolitana de Chicago.

Una alternativa “limpia”, sería la generación de energía con las turbinas de viento pero su instalación toma muchas veces más el espacio, en otras partes del país ha generado protestas de los agricultores y otros ambientalistas, han dicho que afecta el tránsito de las aves y otros factores del sano medio ambiente.

Una planta de energía eléctrica por medio de estas enormes hélices, ocuparía 14 mil acres y generaría la mitad de energía de la que produce hoy una planta generadora de energía eléctrica con carbón y sería más costoso lo que se reflejaría en las cuentas mensuales enviadas al consumidor.

“Lo que tenemos que hacer y lo hemos estado haciendo es disminuir los niveles de contaminación”, dice enfáticamente Susan Olavaria, quien reafirma una muy buena relación con la agencia federal reguladora del medio ambiente la EPA (Enviromental Protection Agency).

Midwest Generation, propiedad de Edison International, fundada hace 125 años, tiene su base en California y es la única firma que sobrevivió a la debacle de las décadas pasadas cuando en aquel estado de vivió una gran crisis de energía, tan grave que la tuvo que importar de México. Nos dice con orgullo que “Edison International fue la única que sobrevivió aquella crisis, a causa precisamente, por las protestas de quienes querían que se cerraran todas las plantas de carbón Y eso es lo que está pasando aquí por parte de personas que no ven a largo plazo”.

“No queremos estar con unos ni con otros, ni con los ambientalistas porque no queremos cerrar las plantas ni tampoco allá a la derecha, desafiando con todo lo que dice el gobierno que se haga. Estamos en el centro, estamos diciendo que sabemos que la electricidad es algo vital en este país, que poco más del 50 por ciento de la electricidad que se consume en los Estados Unidos, es producto de las plantas de carbón, que no se puede eliminar el recurso del carbón espontáneamente y que no debemos esperar a que haya tremendos desafíos o crisis en las personas que necesitan electricidad. Yo creo que las regulaciones contra la contaminación hay que hacerlas en forma responsable, encaminarnos a llegar a producir una energía limpia y nosotros somos parte de esa solución”.

Según nuestra entrevistada, “desde 1999 implementamos un plan de limpieza, de reducción de contaminantes y es esto lo que no se ha dicho. Inmediatamente empezamos las reducciones del sulfuro de óxido en un 40 por ciento, de nitrógeno de óxido en un 60 por ciento. En los años 2001 y 2002 empezamos a trabajar con el Departamento de Energía para Fuimos una de seis compañías elegidas a nivel nacional para participar en un plan piloto para la reducción de contaminantes”.

En refutación a quienes han insistido en que las dos plantas Fisk y Crawford, han sido la causa del crecimiento de los casos de asma en Pilsen, un comunicado de Midwest Generation informa de “expertos” que han dicho que las causas se generan en la mala calidad del aire que circula en ambientes cerrados con el moho, los alérgenos (que provocan alergias) el polvo y las articulas provenientes de diferentes mascotas. A estos, indica, se suma el estrés, entre otros factores.

Al refutar otra vez a los activistas que han hecho a las dos plantas el blanco preferido de sus ataques, la firma indica que aquellos “fomentan temores sobre el asma “y es verdad que los niveles de asma en Chicago y el condado de Cook, han aumentado pero esto no tienen nada que ver con nuestras plantas productoras de energía. Los casos de asma están incrementándose en las ciudades de todo el mundo y por otra parte, los niveles de contaminación han estado disminuyendo”.

Las declaraciones ofrecidas por Olavarría a Nuevo Siglo, se produjeron dos días antes de que el Concilio de Regidores de Chicago se prestara a votar sobre varias medidas municipales encaminadas a regular en forma más severa la operación de plantas generadoras de energía y otras operaciones industriales que generen contaminantes imponiendo un nivel que, de no ser cumplido, serían multadas o clausuradas temporal o permanentemente.

La medida es impulsada por el regidor Daniel Solís quien por un tiempo sostuvo que Midwest Generation cumplía con los bajos niveles de contaminación y que, al acercarse las elecciones del mes de abril renegó de esa posición.

Adelantando a lo que el Concejo consideraría ayer jueves, Midwest Generation declaró en un comunicado que de ser aprobada: “esta ordenanza no lograría generar mayores beneficios ambientales en Chicago que los que ya se han logrado en cumplimiento de las regulaciones federales y estatales que rigen en la actualidad”.

 
e-mail E-mail this page
print Printer-friendly page
 
 
 

Latest articles in Noticias
 
Proyecto CURE en Chicago
 
Un remedio infalible
 
LOBO reconoce labor de funcionarias
 
Diez estudiantes premiados en el Hispano Fest
 
Campaña de salud y bienestar
 
Líderes políticos en la 26th