This website is accessible to all versions of every browser. However, you are seeing this message because your browser does not support basic Web standards, and does not properly display the site's design details. Please consider upgrading to a more modern browser. (Learn More).

Usted esta aquí: home > noticias

Semana Nacional de la Seguridad del Niño Pasajero

Publicado Viernes, Septiembre 9, 2011

e-mail E-mail this page   print Printer-friendly page

(del 18 al 24 de septiembre)

NSN.- Inés es madre de dos niños: Isabel, de nueve meses, y Carlitos, de seis años. Inés maneja todos los días cerca de 40 millas, ida y vuelta, hasta su trabajo en un supermercado junto con su amiga y compañera de trabajo Luisa. De esta manera ahorran tiempo y dinero ya que no tienen que esperar el bus y pueden pagar la gasolina entre las dos.

Luisa, quien también es madre de dos niños, le gusta ir al trabajo con Inés pero está preocupada por los hábitos de precaución de su amiga. A Inés a veces se le olvida abrocharse el cinturón de seguridad, y lleva a su hijo Carlitos de seis años en un asiento elevado (booster seat) en el asiento trasero cuando debería viajar en un asiento instalado hacia adelante. A pesar de que Isabel, la bebé de nueve meses, viaja en un asiento instalado hacia atrás, el adecuado para su edad y peso, Luisa está segura de que este asiento y el asiento elevado están instalados incorrectamente.

Luisa no quiere que su amiga se disguste, pero sabe que no sería una buena amiga si no le dijera que, además de que la ley lo requiere, Inés debe hacer todo lo posible para que sus hijos viajen seguros en todo momento, sin excepciones, Luisa sabe que Inés adora a sus hijos y que haría cualquier cosa para que no corran peligro. También sabe que el cinturón de seguridad puede proteger a Inés en caso de un choque, y que sólo puede proteger a sus hijos si se protege a sí misma y le dice a Inés que escuchó que acaban de actualizar y mejorar las reglas para que la gente entienda mejor cómo usar los asientos de seguridad de sus hijos. También le dice que aunque Carlitos tenga seis años, él debería seguir viajando en el asiento instalado hacia adelante, ya que todavía le ajusta bien, al contrario del asiento elevado; sobre todo porque aún está muy pequeño para su edad. Luisa está preocupada porque el asiento de Isabel no está instalado correctamente y menciona un lugar donde inspeccionan asientos sin costo alguno y se ofrece a acompañar a su amiga a este lugar para ponerse al día respecto a los temas de seguridad. También le recuerda a Inés que la policía la puede parar y multar por conducir sin el cinturón de seguridad en todo viaje y/o por llevar a sus hijos con sistemas de retención incorrectos.

Al principio, Inés no sabía cómo responder a lo que Luisa le acaba de decir, pero se da cuenta que es una amiga que se preocupa por la seguridad de su familia.

Los asientos de seguridad para niños no sólo salvan vidas, son la ley. Los 50 estados, además del Distrito de Columbia y Puerto Rico, tienen leyes para la seguridad del niño pasajero que requieren el uso de asientos de seguridad. Los padres que manejan con niños o bebés desprotegidos enfrentan consecuencias muy serias.

Para obtener más información sobre la Semana de la Seguridad del Niño Pasajero y localizar un lugar de inspección en su localidad, visite: www.nhtsa.gov

 
e-mail E-mail this page
print Printer-friendly page
 
 
 

Latest articles in Noticias
 
Proyecto CURE en Chicago
 
Un remedio infalible
 
LOBO reconoce labor de funcionarias
 
Diez estudiantes premiados en el Hispano Fest
 
Campaña de salud y bienestar
 
Líderes políticos en la 26th