This website is accessible to all versions of every browser. However, you are seeing this message because your browser does not support basic Web standards, and does not properly display the site's design details. Please consider upgrading to a more modern browser. (Learn More).

Usted esta aquí: home > noticias

El valor incomparable de las madres, en opinión de los padres

Publicado Viernes, Mayo 6, 2011

e-mail E-mail this page   print Printer-friendly page

NSN.- Desde el momento de conocer la noticia que será madre, surge en la mujer una revolución de sentimientos encontrados, más aún en las primerizas, quienes, a pesar de leer mil y un libros de cómo ser madre, ninguno de éstos describe las primeras experiencias, o pasado el tiempo, cómo ser la mejor mamá.

Por eso es indiscutible hacer un reconocimiento a la mujer en su papel de madre. Este domingo celebraremos el Día de las madres y como siempre se ha visto, habrá familias que tengan doble festejo de acuerdo a su país de origen, por ejemplo, aquí es el segundo domingo de mayo y en México, el 10 de mayo.

Para saber los orígenes de este festejo, hemos visto que la celebración del Día de la Madre se remonta a la antigua Grecia, cuando se le rendían honores a “Rhea”, la madre de los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón; los romanos llamaban a esta celebración La Hilaria, se llevaba a cabo el 15 de marzo en el templo de Cybele y durante tres días se hacían ofrecimientos.

En Estados Unidos, la celebración tiene sus orígenes hacia 1872, cuando Julia Ward Howe, autora del “Himno de batalla de la República”, sugirió que esa fecha fuera dedicada a honrar la paz, y comenzó celebrando cada año encuentros en las ciudades de Boston y Massachusetts en celebración del Día de la Madre.

En 1914, el Congreso de Estados Unidos aprobó la fecha como el Día de la Madre y la declaró “fiesta nacional”, lo cual fue apoyado por el Presidente Woodrow Wilson, años después, más de 40 países del mundo celebraban el Día de la madre en fechas similares.

En México tiene origen desde hace más de 80 años, cuando un periodista llamado Rafael Alducin que trabajaba para el periódico “Excélsior” hizo una invitación un 13 de Abril de 1922 a toda le gente, para festejarlas, es así como el 10 de mayo de 1922, por primera vez en se instituye en México para celebrar a las madres.

Una de las personas que observan directamente la labor de la mujer en su rol como madre, son los esposos o las mismas parejas, quienes califican como un gran desempeño de quienes los hizo padres.

Nuevo Siglo entrevistó a diferentes padres de familia sobre esta gran celebración familiar y su opinión sobre el papel que desempeña la madre de sus hijos.

*José Barrios nos indica sentirse muy orgulloso de su esposa: “Ella ha sido buena madre, y esposa a la vez; ha sabido criar a nuestros hijos; entre los dos vemos por ellos, pero ella, por su naturaleza, pone mayor dedicación en enseñarles desde caminar, decirles lo que deben o no hacer, y en la educación sobretodo para que lleguen hacer alguien en la vida”.

*Hay madres quienes dividen su tiempo en diversas ocupaciones, pero la dedicación a sus hijas es indudable, tal es el caso de la señora Lupita García, “felicito a mi esposa porque ella trabaja muchísimo en la casa, ayuda mucho a sus hijas y como madre es excelente, ha sabido combinar su labor como madre, en el trabajo y en la casa, con mucha dedicación, con esfuerzo y mucho sacrificio, por eso estaremos celebrando con nuestras hijas en un bonito restaurante”, señaló el seños Federico García.

*El valor de la mujer, como madre es incalculable, no importan los desvelos, o dejar al lado sus propias preferencias. Hay quienes dedican cien por ciento a la atención de sus hijos y como ama de casa. “Mi esposa es excelente, muy buena madre se ha dedicado al cuidado de los niños, a la educación, y bueno, ha sido el pilar de la casa”, comentó Juan Carlos Campos, quien celebrará con su esposa, sus cuatro hijos y toda la familia el martes 10 de mayo, como es la tradición mexicana.

Una madre es para toda la vida, no importa los problemas de pareja, que desafortunadamente, en ocasiones terminan en separación, pero no por eso se debe desacreditar labor de una madre.

*Javier Zavala, aseveró que, “aunque me separé de la de la madre de mi hija, debo reconocer que siempre fue, y ha sido, una persona comprometida con la niña, en todos los cuidados; hasta la fecha, siento que ha sabido guiar a mi hija, porque está al pendiente de todo, de la escuela, que haga lo que tenga que hacer de acuerdo a su edad. Cuando platico con mi hija estoy consiente de que la ha guiado bien y le hemos dado educación también; yo pongo mi parte, pero siento que ella ha hecho una gran labor con mi hija Anayanci”.

*También hay quienes dejan un legado y el hermoso regalo de los hijos que concibió, pero que desafortunadamente, vieron cortada su labor, como nos cuenta el señor José Enríquez. “Cuando mi esposa vivía fue una excelente madre, nos turnábamos en el cuidado de los niños, pues los dos trabajábamos; fue un gran ejemplo para el mayor de mis hijos pues convivió más con él y a la niña también la cuidó mucho mientras pudo, era una madre abnegada. Ahora trato de llevarlos por buen camino, como sé que lo hubiera hecho ella”.

Sinfín de historias que realzan la labor de la madre y aunque nunca las podríamos publicar todas, sabemos que cada quien sabe el verdadero valor de la madre.

En homenaje a esa persona tan especial, en el Día de la Madre no es necesario ningún regalo de gran valor, este concepto fue implantado por el comercio; es suficiente ofrecer algo de gran simbolismo: una flor del jardín, una postal, un poema, un abrazo afectuoso, unas palabras de ternura, o la promesa de que con ella seremos cada vez mejores como hijos, como hijas, como seres humanos.

 
e-mail E-mail this page
print Printer-friendly page
 
 
 

Latest articles in Noticias
 
Proyecto CURE en Chicago
 
Un remedio infalible
 
LOBO reconoce labor de funcionarias
 
Diez estudiantes premiados en el Hispano Fest
 
Campaña de salud y bienestar
 
Líderes políticos en la 26th