This website is accessible to all versions of every browser. However, you are seeing this message because your browser does not support basic Web standards, and does not properly display the site's design details. Please consider upgrading to a more modern browser. (Learn More).

Usted esta aquí: home > noticias

Día del padre: dos puntos de vista

Publicado Viernes, Junio 17, 2011

e-mail E-mail this page   print Printer-friendly page

Cecilio Cervantes, orgulloso de sus cuatro hijos Alyssa, Jasmin, Arianna y Fabián.

John Jairo Bohorquez con su esposa Martha Bohorquez y sus hijos Brian adn Kendal Bohorquez. John Jairo asegura que el mejor consejo para sus hijos es no olvidarse de sus raíces.

NSN.-Siendo por muchos considerado el pilar de la familia, los padres también son festejados en su día que tradicionalmente es el tercer domingo del mes de junio y para los latinos es uno de los días especiales para convivir con la familia. Aunque la fecha es diferente en varios países, en la mayoría el tercer domingo de junio se festeja a todos los hombres que son padres, y se incluye a tíos y abuelos.

Para recordar este día y felicitar a todos los padres, Nuevo Siglo ofrece los puntos de vista de dos padres latinos, que han criado a sus hijos con sus creencias, tradiciones y cultura, pero también respetando la cultura de este país.

John Jairo Bohorquez, empresario de origen colombiano, padre de dos jóvenes asegura que convertirse en padre es la cosa más maravillosa que le puede pasar a un hombre, “es un regalo tan grande de Dios que de las entrañas de tu esposa salga algo tan hermoso y que es parte de ti, ese momento, esa sensación fue única y le agradezco a Dios el nacimiento de mis dos hijos”.

Al casarse, cuando tenía 21 años, se enfrentó a uno de los retos más importantes de su vida, dando un giro enorme en sus “prioridades” que consistían en bailar, divertirse, vestirse bien, se convirtió en una responsabilidad mayor; la alimentación y el sustento de dos personas, luego de tres y finalmente de cuatro, eso pasó a ser su única prioridad.

Como comúnmente se dice, que ser padre no es simplemente traerlos al mundo, que implica una serie de responsabilidades como la educación, que “no es sólo mandarlos a la escuela”, como él señala, sino una tarea difícil. Él fue educado de cierta forma, “en nuestros países, uno cree que va hacer lo mismo y les inculcas respeto a los padres, a los seres queridos, pero te enfrentas a que aquí la educación es muy diferente, quieres que tus hijos actúen de cierta forma, pero en la escuela y el medio ambiente les enseñan otras cosas y al final se tiene que mezclar lo que les enseñamos y lo que ellos aprendieron”.

John y Bryan actualmente tienen 25 y 22 años, respectivamente y el haberse graduado primero de la secundaria y estar apunto de terminar la universidad, es una de las satisfacciones más grandes para su padre, quien, para sentirse completamente realizado como persona, es que lo conviertan en abuelo y mucho más si le dan mujercita.

La misión de los padres es dar buenos consejos a los hijos y los que él da sus hijos es el de nunca olvidar sus raíces, “que no se olviden de donde vienen y aunque mejoren su situación económica y sean gente importante, no dejen de ser humildes. Desgraciadamente en este país, mucha gente se olvida de sus orígenes por eso, procuré llevarlos a mi país para que conocieran; aquí, van aprender de todo, pero si tienen los fundamentos, la educación y el respeto van a llegar más lejos”.

Aunque ser padre no es nada fácil, John Jairo reconoce que el papel de su propio padre Don José Walter, le ha dado la pauta para aprender a serlo o por lo menos intentar ser el mejor padre. “Me siento muy orgulloso de ser padre y porque tengo un padre maravilloso, él me enseño desde pequeño a valorar las cosas; ahora, este día es muy especial para mi, por todas las enseñanzas que mi padre me ha dado y no solamente este día, sino todos, me acuerdo de todo lo que aprendí y doy gracias por todavía tenerlo vivo y me encanta compartir con él”.

Así, celebra este día compartiendo con toda su familia al lado de su esposa Martha, de sus dos hijos, con su padre y demás familiares.

Cecilio Cervantes nacido en México pero desde pequeño radica en Chicago y es padre de cuatro, tres mujeres y un varón; indica que “cuando recibí la noticia de que iba a ser padre, sentí alegría pero, a la vez, estaba un poco preocupado porque no sabes lo que te espera en el futuro, sin embargo, con el tiempo te “cae el veinte’ y te da un verdadero gusto saber que vas a tener un hijo, en mi caso, mi primera hija”.

Aunque sus hijos aún son menores de 8 años, uno de los retos más importantes para “Chilo” (así lo llaman en su familia) es tratar de que sus tres hijas mayores se mantengan concentradas en sus estudios y darles las mejores herramientas para que terminen una carrera, “les he dicho que ser bilingües es muy importante y que si pueden aprender tres o más idiomas será mucho mejor”.

Cecilio no considera que educar sea algo difícil, pero se les debe de enseñar que deben tener en su mente, siempre, respetar a la gente y a ellos mismos, que tienen que aprender y seguir la moral y tener valores desde muy chicos, para que crezcan bien.

Entre las satisfacciones que le han dado sus hijos es que “las tres pequeñas van bien en la escuela y sobre todo que les gusta estudiar y no tenemos que presionarlas para hacer sus tareas; les gusta aprender mucho, a Margo, su madre, y a mí nos gusta compartir con ellas cuando en juegan y al mismo tiempo aprenden”.

Entre los consejos que le ofrece a sus hijos es que desde pequeños sean respetuosos, honestos y agradecidos siempre, den gracias después de recibir y pedir permiso para muchas de las cosas, “porque, hoy en día, muchos niños casi no lo hacen, van perdiendo el respeto”.

Hablando de ejemplos a seguir dijo “mi papa es muy importante para mí porque pienso que él hizo un buen trabajo como padre, por eso yo trato de hacer lo mismo con mis hijos, muchas de las cosas que me enseñó, trato de enseñárselas a mis hijos”.

Esta celebración del Día del Padre, “no será nada especial, sólo salir juntos al museo, al parque, ver una película”, sin embargo considera que todos los que tengan hijos deben celebrar, siendo una oportunidad de pasar un rato agradable ya sea con sus hijos o con sus padres y tener una buena relación entre padre e hijo para tener una familia mejor.

 
e-mail E-mail this page
print Printer-friendly page
 
 
 

Latest articles in Noticias
 
Proyecto CURE en Chicago
 
Un remedio infalible
 
LOBO reconoce labor de funcionarias
 
Diez estudiantes premiados en el Hispano Fest
 
Campaña de salud y bienestar
 
Líderes políticos en la 26th