This website is accessible to all versions of every browser. However, you are seeing this message because your browser does not support basic Web standards, and does not properly display the site's design details. Please consider upgrading to a more modern browser. (Learn More).

Usted esta aquí: home > noticias

Abogada Georgina Díaz: "hay formas para salvar su casa"

Publicado Jueves, Agosto 4, 2011

e-mail E-mail this page   print Printer-friendly page

Mientras que no disminuye la cantidad de casas que caen en peligro de ser perdidas por sus dueños, siempre existe la forma de salvarla para que vivan en ella muchos años más, pero tienen que acudir a un abogado que los guíe y haga todo lo posible para que no la pierdan, dice la abogada Georgina Díaz quien, además, indica que consultar un abogado no tiene que ser costoso.

NSN.- Hay diferentes formas de que las personas en problemas financieros puedan salvar su casa aunque sufran problemas de falta de empleo, bajos ingresos u otros obstáculos para pagar las mensualidades. Lo anterior se desprende de lo declarado por la abogada Georgina Díaz, especializada en bienes raíces, embargo de propiedades, modificación de hipotecas y otros asuntos legales.

Al hablar para Nuevo Siglo en su oficina del 4146 al sur de la avenida Archer, la abogada hizo importantes declaraciones sobre esta crisis de embargos que parece no terminar jamás, no obstante nos declaró, “el recuperar una propiedad es un caso común de demanda para lo cual hay que prepararse con la defensa”.

Según nuestra entrevistada, son muchos los casos de embargo que terminan en corte, ahora más que nunca. El banco se las ve en la corte con los dueños de la propiedad en cuestión. Esos casos son mayores en Illinois que en otras partes del país y el estado ocupa el tercero o cuarto lugar, quedando los dos primeros lugares para Florida y California.

Al hablar de los bancos dijo que “los que son más grandes tienen muchos derechos, mucha protección y muchos abogados y eso es algo a lo que se le hace frente viendo a un abogado”. Agregó que no tiene que resultar caro, y dijo que, por ejemplo, una modificación no tiene por que costar seis mil, siete mil u ocho mil dólares. Aquí tenemos un plan de pago para trabajar y defender al cliente en caso de ‘foreclousure’”.

No obstante dijo que hay mejores posibilidades de arreglo con los bancos grandes que tienen más experiencia y más casos que los bancos pequeños que tal vez se enfoque en uno o dos casos, a los que intentarán sacarle el máximo de ganancias.

Aunque se mostró pesimista ante esta crisis financiera y de bienes raíces que parece que no terminará nunca, dijo que la mayoría de los casos tienen solución dependiendo de cada situación. Por ejemplo las casa o edificio de departamentos que tiene entradas por concepto de renta son más fáciles de salvar.

La abogada Díaz indicó que no debe haber pánico en la persona que piense que va a perder su casa, y que lo que tienen que hacer es pedir ayuda legal y que hay abogados competentes y honrados que le pueden ayudar. “Hay casos de ‘foreclousure’ que duran hasta cinco años, personas que siguen viviendo en su casa aunque tengan tres años sin pagar por ella”. Hay quienes dejan de pagar la casa, viven en ella mientras ahorran para comprar otra (pero deberán pagarla en efectivo), lo más probablemente es que se pueda, pero, advirtió, que en estos casos la persona que pueda pagar la casa, si no lo hace, su crédito puede quedar perjudicado casi toda su vida.

Sin embargo dijo que hay quienes ven que la casa vecina fue comprada en 100 mil dólares mientras que el sigue pagando su hipoteca de 250,000 como lo ha hecho desde hace muchos años y es cuando este decide dejar de pagar para comprar una a un precio más bajo y en la misma área. “Es lo que llaman salidas estratégicas”.

Casos salvables son también los que pagaron una buena cantidad de enganche cuando la compraron y tienen 10, 13 años o más años pagándola.

“Para mí, es hacer que la gente se esté en su casa y con su casa la mayor parte del tiempo posible, y en esto tenemos cinco años en este tipo de casos, he logrado que la gente se quede con su casas aunque haya tenido ya tres años sin pagarla. Que está a tres días de perderla completamente. La casa se puede salvar dependiendo de cada persona. Lo primero que le preguntamos a la persona es: ¿quieres salvar la casa o simplemente quieres quedarte en ella más tiempo mientras consigues otra donde vivir?, y lo que más nos contestan estas personas es ‘no, lo que quiero es seguir viviendo aquí’”.

Según la abogada Díaz, lo más seguro es que el banco al que se le debe la casa se enterará de que el dueño que tiene algunos meses que no está haciendo los pagos de su casa, está ahorrando dinero en otro banco para comprar otra a muy bajo precio, algo que “en esta crisis está pasando muy a menudo pero para eso es que tienen que ver a un abogado, ya sea que compraran otra casa con el dinero que guardaron ellos mismos, con un hermano o con otra persona”.

Toda persona angustiada ante la posibilidad de perder su casa o edificio lo que tiene que hacer es ver a un abogado que le orientará y muy probablemente le impedirá que la pierda y la conserve durante muchos años más.

Quieren una modificación de hipoteca pero lo que el banco desea saber es si, después de esa modificación va a poder pagar sin atrasarse y nosotros les ayudamos a que hagan una modificación realista, a su alcance”.

Tienen más posibilidades de conservar su casa aquellos que tal vez tengan bajos ingresos en su empleo, pero cuentan con ingresos por concepto de renta, lo que da garantías al banco de que la propiedad puede seguirse pagando sin mayores problemas.

Deben ser realistas y bajar el pago, no de 2,000 a $700 eso no se puede aunque la casa se ponga a pagarla en 40 años. Tienen que ser realistas”. El banco no te va a bajar el pago de 3,000 a 700. Y nosotros les explicamos al cliente cuáles son sus opciones”.

Según la abogada Díaz, puede darse el caso de que el cliente se sincere con el banco y le diga, no puedo pagar, aquí están las llaves de la casa y eso ayuda a que todo termine mejor a favor de todos.

Sobre los inquilinos de una casa en forecloure, nos dijo que, según el contrato de renta o “lease”, el banco tienen que respetar ese acuerdo y dejar a los inquilinos vivir hasta que se les termine el contrato. Si no hay contrato, el banco tendrá que ir a corte para sacar a la persona que no quiera irse del apartamento o la casa en la que está pagando renta.

 
e-mail E-mail this page
print Printer-friendly page
 
 
 

Latest articles in Noticias
 
Proyecto CURE en Chicago
 
Un remedio infalible
 
LOBO reconoce labor de funcionarias
 
Diez estudiantes premiados en el Hispano Fest
 
Campaña de salud y bienestar
 
Líderes políticos en la 26th